¿Cómo defendernos de la aplicación extraterritorial del régimen de control de exportaciones de EEUU? El Estatuto de Bloqueo de la UE

El principio básico del Estatuto de Bloqueo es que los operadores de la UE no deben cumplir la legislación extraterritorial de EEUU, ni ninguna decisión, sentencia o laudo basados en ella, ya que la UE no reconoce su aplicabilidad ni sus efectos sobre los operadores de la UE.

¿Qué protección proporciona el Estatuto de Bloqueo a  los operadores de la UE?

El Estatuto de Bloqueo se aplica, entre otros, a cualquier persona jurídica constituida en la UE y contempla las siguientes medidas de protección:

Cualquier exportador español involucrado en una negociación con una empresa estadounidense ha experimentado alguna vez el intento, por parte de su proveedor o partner norteamericano, de imponerle restricciones para que no reexporte sus productos a países como Irán o Cuba, entre otros.

En definitiva, lo que pretende EEUU es la aplicación extraterritorial de su normativa de control de exportaciones (US Export control laws), amenazando con imponer sanciones a cualquier empresa que incumpla su régimen de embargos y restricciones al comercio internacional, independientemente de dónde se encuentre situada esa empresa.

Esta práctica vulnera claramente el principio de territorialidad de las normas, según el cual el territorio de soberanía de cada Estado es el espacio donde se aplican sus normas.

El Estatuto de Bloqueo de  la Unión Europea

La UE introdujo el Estatuto de Bloqueo en 1996 en respuesta a la legislación sobre sanciones extraterritoriales de EEUU relativa a Cuba, Irán y Libia. Su objetivo es proteger a los operadores de la UE que ejerzan actividades internacionales legales de comercio, o circulación de capitales y actividades comerciales conexas con terceros países, de conformidad con el Derecho de la UE.

Tras la reforma de 2018, el Estatuto de Bloqueo se aplica a la legislación extraterritorial relativa al embargo estadounidenses sobre las exportaciones a Cuba e Irán.

El principio básico del Estatuto de Bloqueo es que los operadores de la UE no deben cumplir la legislación extraterritorial enumerada, ni ninguna decisión, sentencia o laudo basados en ella, ya que la UE no reconoce su aplicabilidad ni sus efectos sobre los operadores de la UE.

  1. Anula el efecto de cualquier resolución extranjera en la UE, incluidos laudos arbitrales o sentencias judiciales, basados en la legislación extraterritorial enumerada o en los actos y disposiciones adoptados con arreglo a dicha legislación. Es decir, en la UE, no se reconocerá  una resolución administrativa, judicial, arbitral o de cualquier otra naturaleza, adoptada por una autoridad de un tercer país y basada en las disposiciones estadounidenses relativas a Cuba e Irán.
  1. Permite que los operadores de la UE reclamen compensación por los daños derivados de la aplicación de la legislación extraterritorial, a las personas físicas o jurídicas o entidades que los causen. La compensación podría consistir en la incautación y venta de activos que la persona o entidad causante de los daños, sus intermediarios o cualquier persona que actúe en su nombre posea en la UE, incluidas las acciones que puedan tener en sociedades constituidas en la UE.
  1. Permite a los operadores de la UE solicitar una autorización para cumplir la legislación extraterritorial enumerada en aquellos casos en los que, de no hacerlo, se pudiera ocasionar un perjuicio grave a sus intereses o a los intereses de la UE. Debe tratarse de casos concretos y debidamente justificados.

Es importante resaltar que el hecho de solicitar a las autoridades de EEUU una licencia individual de concesión de una excepción o exención de la legislación extraterritorial enumerada, equivaldría a cumplir esta última y supondría el reconocimiento de la jurisdicción de EEUU sobre unos operadores de la UE que únicamente deberían estar sujetos a la jurisdicción de la UE o de sus Estados miembros.

Régimen sancionador del Estatuto de Bloqueo

Los operadores de la UE están obligados a informar a la Comisión Europea, en un plazo de treinta días, de cualquier suceso derivado de la legislación extraterritorial enumerada, o de acciones basadas en ella, que afecte a sus intereses económicos o financieros.

En caso de incumplir el estatuto de Bloqueo y acatar la normativa extraterritorial de países terceros, los operadores de la UE pueden ser sancionados con las multas previstas en la Ley 27/1998, de 13 de julio, por la que España establece el régimen de sanciones en aplicación del Estatuto de Bloqueo. En relación con las personas jurídicas, esta obligación se aplica a los directores, ejecutivos y otras personas con responsabilidades de gestión.

La cuantía de las sanciones está desfasada y no es muy elevada, lo que propicia que algunas empresas españolas se planteen vulnerar el Estatuto de Bloqueo y afrontar la relativamente leve sanción española, frente al enorme riesgo de ser objeto de las duras sanciones que le pueden imponer la Administración o los Tribunales estadounidenses.

¿Quiere saber cómo se aplica el Estatuto de Bloqueo de la UE a sus exportaciones? Escríbanos a info@garciadenovales.es

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad