Nuevo Convenio de doble imposición entre España y China

El pasado 2 de mayo entró en vigor el nuevo Convenio de doble imposición suscrito entre España y China. Tras casi tres meses de aplicación práctica de este texto normativo, no queremos desaprovechar la oportunidad para recordar, a grandes rasgos, cuáles son las principales modificaciones y novedades con respecto al Convenio de 1990:

  • Ámbito objetivo: los impuestos actuales a los que se aplica el Convenio son el IRPF, el Impuesto sobre Sociedades y el Impuesto sobre la Renta de no Residentes. El Impuesto sobre el Patrimonio queda, por tanto, fuera de su ámbito de aplicación.
  • Establecimiento permanente (EP): se amplía la duración de seis a doce meses para que una obra de construcción, instalación o montaje, o actividades de inspección relacionadas con la misma sean constitutivas de EP.
  • Dividendos: se reduce al 5% la retención cuando  el beneficiario efectivo es una sociedad (distinta de un partnership) que haya tenido directamente al menos el 25% del capital de la sociedad pagadora, durante los 365 días anteriores a la distribución.
  • Cánones: se elimina del concepto de “canon” el uso y cesión de uso de un equipo industrial, comercial o científico, por lo que también se elimina la reducción de la tributación sobre el 60% del importe bruto prevista para este tipo de rentas.
  • Ganancias de capital: se incluye una cláusula de sustrato inmobiliario en la transmisión de participaciones de una sociedad cuyo valor proceda en más de un 50% (directa o indirectamente) de bienes inmuebles, excluidos aquellos utilizados en el ejercicio de la actividad.
    • La plusvalía generada podrá ser gravada no solo por el Estado de residencia del transmitente, sino también por el Estado en el que radiquen los inmuebles.
    • Se añade la mención a la posesión ininterrumpida de la participación durante el año anterior a la transmisión, en caso de participación sustancial igual o superior al 25%. Se prevé una excepción para transmisiones en mercados de valores.
  • Doble imposición: se opta por el método de imputación para eliminar la doble imposición internacional, suprimiéndose el método de exención.
  • Nuevas reglas anti-abuso de limitación de beneficios para asegurar un correcto uso y aplicación del Convenio.
  • Protocolo: especifica que los tipos máximos de retención previstos para dividendos, intereses y cánones serán de aplicación directa, y no mediante procedimiento de exacción y posterior reembolso.

Novedades que tendremos que tener en cuenta a partir de ahora en nuestras relaciones comerciales con China.

¿Quiere saber más sobre las implicaciones prácticas del nuevo Convenio para evitar la doble imposición suscrito entre España y China? Escríbanos a info@garciadenovales.es

Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
This site is registered on wpml.org as a development site.