principales novedades defensa de consumidores y usuarios

Principales novedades en materia de defensa de consumidores y usuarios

El Real Decreto-Ley 7/2021, de 27 de abril, modifica la Ley General para la Defensa de los Consumidores y  Usuarios (TRLGDCU) con vigencia desde el 1 de enero de 2022.

El Real Decreto-ley 7/2021, de 27 de abril incluye importantes modificaciones que afectan al TRLGDCU con motivo de la transposición de la Directiva 2019/770, sobre contratos de suministro de contenidos y servicios digitales y la Directiva 2019/771, sobre contratos de compraventa de bienes.

Es importante resaltar que estas modificaciones únicamente afectan a aquellas empresas que realicen ventas a consumidores (B2C), entendiendo por tales toda persona física o jurídica que opere al margen de cualquier actividad profesional o empresarial.

Defensa de consumidores y usuarios: novedades

a) Ámbito de aplicación del TRLGDCU:

Se amplía a los bienes con elementos digitales y a los contratos de suministro de contenidos y servicios digitales.

b) Conformidad:

Se establecen nuevos requisitos subjetivos y objetivos para que los bienes y los contenidos o servicios digitales se entiendan conformes con el contrato (por ejemplo, ser entregados con todos los accesorios, instrucciones y actualizaciones necesarias). Artículos 115, 115 Bis y 115 Ter TRLGDCU.

c) Falta de conformidad:

  • El consumidor podrá exigir una reducción del precio o la resolución del contrato en los supuestos relacionados en el artículo 118 TRLGDCU. A modo ejemplificativo:  
    • Cuando la medida correctora consistente en ponerlos en conformidad resulte imposible o desproporcionada.
    • Cuando la falta de conformidad sea de tal gravedad que se justifique la reducción inmediata del precio o la resolución del contrato.
  • El consumidor podrá exigir, además, la indemnización de daños y perjuicios si procede, conforme al artículo 116 TRLGDCU.
  • La vulneración de derechos de terceros que impida o limite la utilización de los bienes o de los contenidos o servicios digitales, facultará al consumidor a exigir del empresario la subsanación de dicha falta de conformidad, la reducción del precio o la resolución del contrato (artículo 117 TRLGDCU).
  • En supuestos de falta de conformidad el consumidor tendrá derecho a suspender el pago de cualquier parte pendiente del precio del bien, o del contenido o servicio digital adquirido, hasta que el empresario cumpla con sus obligaciones (artículo 117 TRLGDCU).
  • El consumidor no será responsable de ningún pago por el uso normal de los bienes sustituidos por parte del empresario durante el período previo a su sustitución (artículo 118.7 TRLGDCU).

d) Plazos:

  • Todo reembolso que el empresario deba realizar al consumidor o usuario debido a la reducción del precio o a la resolución del contrato se ejecutará en un plazo máximo de catorce días a partir de la fecha en la que el empresario haya sido informado de la decisión del consumidor o usuario de reclamar su correspondiente derecho (artículo 119 Quater TRLGDCU).
  • El plazo de garantía legal se extiende de dos a tres años en el caso de los bienes, desde su entrega, y se fija en dos años en el caso de contenidos o servicios digitales (artículo 120 TRLGDCU).
  • Se presumirá que las faltas de conformidad alegadas por los consumidores, existían previamente desde que el bien fue entregado. Este plazo de presunción de preexistencia de la falta de conformidad, salvo prueba en contrario, se extiende de seis meses a dos años desde la entrega del bien o un año desde el suministro del contenido o servicio digital (artículo 121 TRLGDCU).
  • Se amplía de seis meses a un año desde la entrega del bien o el suministro del contenido o servicio digital ya conforme, el plazo en el que empresario responderá de las faltas de conformidad que motivaron la puesta en conformidad, presumiéndose que se trata de la misma falta de conformidad cuando se reproduzcan los defectos del mismo origen que los inicialmente manifestados (artículo 122 TRLGDCU).
  • El plazo de prescripción para ejercitar acciones relativas a la falta de conformidad de bienes y de servicios o contenidos digitales se extiende de tres a cinco años, desde la manifestación de la falta de conformidad (artículo 124 TRLGDCU).
  • El plazo en el que el proveedor deberá garantizar la existencia de un adecuado servicio técnico, así como de repuestos, se extiende de cinco a diez años a partir de la fecha en que el bien deje de fabricarse (artículo 127 bis TRLGDCU).
  • Desaparece el plazo de dos meses exigido al consumidor para notificar al empresario la falta de conformidad.

¿Quiere saber más sobre las novedades en materia de defensa de consumidores y usuarios? Escríbanos a info@garciadenovales.es

Twitter
LinkedIn
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad