Asesores de comercio internacional

Asesores de comercio internacional: su papel en un entorno de incertidumbre

Seguridad para sus operaciones internacionales ante un escenario incierto

De la misma manera, la posibilidad de alegar Fuerza Mayor para evitar penalizaciones por demora en caso de huelgas o situaciones de roll-over, o la posibilidad de forzar una renegociación del precio de venta pactado alegando hardship (excesiva onerosidad sobrevenida) debido al incremento sufrido en el coste de las materias primas, dependerá, en el caso de contratos internacionales sujetos a derecho anglosajón,  del hecho de que se hayan previsto o no en el contrato.

Un escenario incierto

Al hacer balance del año 2021 que está a punto de terminar, nos encontramos con uno de los escenarios más inciertos que recordamos.

Enero comenzó con una subida sin precedentes en el coste de algunas materias primas, incremento iniciado en 2020 y que aún no ha alcanzado su techo. Entre las razones de esta subida, la fuerte demanda del mercado chino, la escasez de oferta en Europa, el incremento desmesurado de los fletes marítimos y del coste de la energía, la escasez de contenedores disponibles en las rutas Asia-Europa, la debilidad del dólar y las propias estrategias comerciales de los países productores de materias primas. Este incremento se refleja ya en el aumento de precios al consumo.

El desajuste entre oferta y demanda en los fletes marítimos que provocó el confinamiento y con él, el parón productivo, primero en China y después en Europa y Norteamérica, junto al inusual incremento de la demanda de aparatos electrónicos en EEUU, nos ha traído una de las mayores crisis que recordamos en el transporte marítimo internacional: la caída de la demanda provocada por el confinamiento llevó a muchas navieras a cancelar rutas regulares o a suprimir escalas (blank sailing); cuando la producción y la demanda se retomaron, no había suficientes rutas ni contenedores disponibles, lo que propició una subida de los fletes marítimos que en estos momentos llega al 600%. La falta de disponibilidad de los contenedores se debe a su vez a los cuellos de botella en los puertos, que tienen menos personal para las labores de carga y descarga (bajas por Covid) y a la falta estructural de camioneros, que impide devolver los contenedores con rapidez, sobre todo en EEUU. En este escenario, el oligopolio de las navieras no es un motivo desdeñable para justificar el incremento en el precio de los fletes (recordemos que tres alianzas marítimas dominan el 75% del tráfico marítimo internacional).

¿Cómo afecta este escenario a la contratación internacional?

En estos momentos es imposible para un exportador asegurar un plazo de entrega a sus clientes, especialmente si el contrato comercial le obliga a garantizar plazos de entrega en destino, por lo que generalmente se enfrentará al pago de las penalizaciones por demora pactadas con sus distribuidores o clientes.

Incluso en el caso de el exportador entregue en origen sin garantizar tiempos de tránsito de las mercancías hasta destino, en todas aquellas ocasiones en que contrate el transporte como un servicio a su cliente, se encontrará con escenarios de sobrecostes imprevistos o inevitables facturados por la terminal o la naviera, bien sea por ocupaciones (el coste del alquiler diario facturado por las terminales por el espacio que ocupa nuestro contenedor una vez agotados los días libres) a consecuencia de situaciones de roll-over (la naviera cancela nuestra reserva para un buque y una fecha determinados), demoras (el gasto diario facturado por la naviera por el uso de sus contenedores, una vez descontados los días libres) o detenciones (el cargo diario que aplica la naviera por cada día que el contenedor está a disposición del exportador antes de ser entregado lleno en la terminal para embarcar) y que no podrá repercutir a su cliente si no se ha pactado en el contrato.

En este escenario, se hace imprescindible contar con asesoramiento jurídico adecuado en materia de contratación internacional, ya que una adecuada planificación de las Reglas Incoterms 2020 utilizadas puede ayudar a evitar estos sobrecostes.

Por todas estas razones, desde GARCÍA DE NOVALES, asesores en Comercio Exterior, le ayudaremos a redactar, revisar y negociar sus contratos de compraventa y distribución internacionales, además de asesorarle para garantizar la seguridad de su operativa de comercio exterior.

¿Quiere saber cómo mejorar la seguridad de su operativa de comercio exterior, evitando situaciones de riesgo? Somos Asesores de Comercio Internacional. Escríbanos a info@garciadenovales.es

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad