El sistema REX como simplificación aduanera

El sistema REX como simplificación aduanera

Entre las opciones de certificación del origen preferencial de las mercancías, el sistema REX es, quizás, uno de los más extendidos.

El Registro de Exportadores o sistema REX, como se conoce habitualmente, es un sistema que permite a los exportadores certificar el origen preferencial de sus mercancías mediante la inclusión de una comunicación sobre el origen en la factura. Como consecuencia, se elimina la necesidad de solicitar un certificado de origen para cada exportación, lo que supone una importante simplificación de las formalidades aduaneras.

¿Cómo beneficiarse del sistema REX?

Para poder realizar una comunicación sobre el origen en la factura, es necesario que el exportador se haya inscrito previamente en el sistema REX, pasando a formar parte de la base de datos de exportadores registrados. Este proceso, que suele generar bastante incertidumbre, es más sencillo de lo que pueda parecer.

Junto con la solicitud, el operador económico deberá facilitar a las autoridades competentes información relevante a efectos aduaneros (número EORI, actividad principal, descripción de las mercancías que pueden acogerse al trato preferencial, listado de partidas arancelarias utilizadas en el desarrollo de su actividad, etc.). Esta solicitud es única y tendrá como resultado la asignación de un número de registro (“número REX”) que el exportador registrado podrá utilizar en todas sus exportaciones amparadas por regímenes preferenciales, siempre y cuando el sistema de certificación del origen de las mercancías previsto sea el sistema REX. Este sería el caso, por ejemplo, de los países del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG), Canadá, Japón, Vietnam, Reino Unido…

Aunque para la obtención de la condición de exportador registrado no es preceptivo el desarrollo de una auditoría previa por parte de las autoridades aduaneras, el operador económico debe aceptar la verificación de su contabilidad y del proceso de fabricación de sus productos en cualquier momento. Por este motivo es especialmente importante que la empresa realice con carácter previo un estudio en profundidad sobre el origen de sus mercancías.

Por último, es fundamental tener en cuenta que no por disponer de un número REX el exportador podrá auto-certificar el origen preferencial de sus mercancías en todas sus exportaciones. Para estar seguros de la forma adecuada de certificación en cada caso, deberemos acudir a los Acuerdos preferenciales, porque si bien es cierto que el sistema REX está reemplazando progresivamente a otros sistemas de certificación de origen, podemos llevarnos sorpresas desagradables, como ocurre en el caso de Corea del Sur, donde la auto-certificación en factura solo puede emplearse por un exportador autorizado (figura que difiere de la del exportador registrado).

No olvidemos que una incorrecta certificación del origen preferencial puede suponer, desde retrasos en la entrega de la mercancía, hasta la pérdida del trato preferencial en el país de destino, con el incremento de costes que ello puede suponer (por ejemplo, por no poder acogernos a preferencias arancelarias).

¿Quiere saber más sobre el sistema de Registro de Exportadores y otros tipos de certificación de origen preferencial de las mercancías? Escríbanos a info@garciadenovales.es

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad